Este sitio usa cookies y tecnologías similares / This site uses cookies and similar technologies

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso / If you not change browser settings, you agree to it Leer mas/Read more

Acepto/I accept
A+ A A-

¿QUÉ FUE DE LOS RALLYES DE ASFALTO?

RUDE & RACER - FOTOS:  PÁGINA OFICIAL DEL DARK DOG RALLYE MOTO TOUR

Hemos tenido un verano un poco movido, que no nos ha dejado dedicar todo el tiempo que nos hubiera gustado a este vicio llamado Rude & Racer. Hay que ganarse la vida para poder hacer lo que más nos gusta. Es paradójico que la dedicación que más nos gusta, en la mayoría de los casos, la tengamos que hacer de manera amateur. Volvemos pues, poco a poco a tomar las riendas del website, aunque hemos tratado de no parar de publicar en el Facebook. Hemos dejado muchas cosas atrás que trataremos de retomar. Os debemos varias historias como la que hoy os traemos. Vamos a volver con un tema que dejamos pendiente, que no queremos que caiga en el abismo del olvido, aunque ya lo está en gran parte del respetable. Para ello vamos a fijarnos, ¡cómo no! en nuestro país vecino. >>>

Aunque seamos triunfadores en lo que era antes el Mundial de Motociclismo, ahora denominado MotoGP, y ya paso a hablar en primera persona, yo siempre he envidiado a nuestros vecinos franceses. No me gusta eso que te sirven enlatado y precintado, me gusta más verlo cocinarse, que tenga algo de suciedad alrededor, que esté grasiento, que sepa que se puede oxidar, vamos que no sea tan pluscuamperfecto. Por eso prefiero las competiciones en carretera.

Echo mi mirada a Francia y veo oleadas de pilotos que van a las islas británicas a correr en esas carreras en carreteras del infierno que aquí serían imposibles de imaginar. También veo las carreras X-Roadster, que en España nos llevarían a la excomunión. Pero sobre todo, porque lo amé cuando aquí existía, veo el campeonato Dark Dog Rallye Moto Tour, o lo que es lo mismo, el campeonato francés de rallyes de asfalto en moto y siento que mi estómago hierve por la envidia asquerosa y enfermiza hacia los galos.

Pero es que en las Galias saben cuidar el motociclismo de base bastante más que nosotros, con todos mis respetos. En España los aficionados nos hemos limitado a dar vueltas en moto, ir de concentraciones y hacer alguna ruta de vez en cuando, es decir sólo hacemos mototurismo. Los más atrevidos entran en tandas a desfogarse, pero la cultura de la competición en carretera es inexistente, salvo contadas excepciones muy interesantes, por cierto. Aquí lo que nos queda a la mayoría es meternos en un circuito de velocidad a rodar a ritmos para los que a lo mejor no todos estaríamos preparados.

No hablo de seguridad, hablo de amor a la competición y de universalizar ese concepto. Y no hablo de seguridad porque es pura demagogia y siempre saldrá la voz que diga que la carretera es muy peligrosa. Quizá, pero podríamos hablar largo y tendido sobre ello. Me veo en unos años abandonando mi amor por la moto deportiva, vendiendo mi alma a una KTM de enduro, para sentir en mis carnes el puto ansia de competir, que me suden las manos y se me seque la boca antes de que el crono se ponga en marcha. Aunque quede el último por lentorro. Porque los rallyes TT tienen buena salud aquí, aunque el campeonato de España ha tenido varias suspensiones de pruebas este año. A lo mejor es que son más seguros. En el campo no hay piedras y árboles con los que chocar y seguro que van a veinte por hora. ¡Y sí! ¡Que los circuitos son muy seguros, sí! Pero también he de decir, que he visto tandas donde te juegas el pellejo entre lobos, con bastante peligro para tu integridad y conozco actualmente a más de uno que se encuentra convaleciente con varios huesos que se han roto en un segurísimo circuito español.

Dejo las críticas a parte y me voy a centrar en esta preciosa disciplina que es la de los rallyes en asfalto. Hace veinticinco o treinta años estas competiciones tenían pilotos que las demandaban y no sólo en Cataluña. Pero aquello desapareció y nunca más se supo. Os reto a buscar alguna referencia en Internet. Yo he encontrado alguna muy interesante que compartiré a su debido tiempo. A lo mejor encontráis algo en el archivo del Mundo Deportivo. Sacio mi sed con las viejas crónicas de revistas que se caen a cachos del manoseo de lustros.

El rallye es la prueba deportiva del motor más antigua, consiste en completar un recorrido en un período de tiempo establecido previamente, estando la ruta sembrada de especiales de velocidad en las cuales se tomarán tiempos que dirimirán la clasificación final del rallye. También existe la disciplina de regularidad en la cual los pilotos durante las especiales deben conseguir una velocidad media en todo el recorrido.

En el campeonato francés te puedes encontrar motos de todo tipo, deportivas, sidecars, scooters, supermotards, clásicas,… y casi cualquiera podría participar, ya que la esencia no está en ser más o menos competitivo, sino que se encuentra en vivir la competición y disfrutar del evento. Lógicamente hay equipos más profesionalizados, pero al igual que en los rallyes automovilísticos la gran mayoría de participantes lo hacen para disfrutar del hecho de competir. Tu nivel marcará tu ritmo.

El Dark Dog Rallye Moto Tour 2015 ha tenido un calendario de 7 pruebas, aunque la última cita, el Rallye de Saverne, que se iba a celebrar el último fin de semana de Septiembre, ha sido suspendido por motivos medioambientales. La media de participantes por prueba roza el centenar y existen varias clasificaciones diferentes entre pilotos y categorías de motos. Vamos, que te llevas un trofeo a poco que le des al mango con alegría. Es un campeonato que goza de gran aceptación, que es pintoresco y muy muy interesante. Llevamos varios años siguiéndolo y estamos completamente enamorados de él, porque nos ha llevado a esos tiempos en los que la ausencia de moto nos creaba períodos de abstinencia.

Quien sabe si algún día algo así vuelve a germinar aquí y quien sabe si quizá por aquello del destino, un servidor se enfundará el mono para que un comisario le de la salida en un rallye de asfalto para motos… o tal vez en una subida…Soñar sigue siendo algo abordable económicamente.

 

Medios

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

"It was nothing, just the normal thing to do at the time"